¿ CÓMO PREVENIR EL ESTREÑIMIENTO ?

estreñimiento

Aunque sea un tema poco habitual en una conversación cotidiana, el estreñimiento está presente y para muchas personas supone una disminución de su calidad de vida, por ello, desde Integral Nutrition, queremos ofrecer al lector información útil para poder prevenir el estreñimiento.

Antes de comenzar a hablar sobre cómo prevenir el estreñimiento, es importante saber a qué se le llama estreñimiento e introducirlo como uno de los trastornos digestivos más frecuentes en la actualidad.

¿Qué es el estreñimiento?

Por definición, la palabra estreñimiento hace referencia a una dificultad para ir al baño con regularidad.

En concreto diremos que una persona padece de estreñimiento cuando hace de vientre con una frecuencia de 3 o menos deposiciones por semana.

El hecho de no evacuar con la frecuencia que se debería puede traer molestos síntomas a la persona que lo sufre destacando algunos como la hinchazón abdominal, la pesadez o los dolores de tripa. Por ello y por las posibles complicaciones que puede tener para nuestra salud el estreñimiento crónico, siempre se va a recomendar el ir a un profesional sanitario para valorar el problema y buscar soluciones para ello.

¿Quiénes sufren más de estreñimiento?

En España, se estima que alrededor de un 15-20% de la población sufre de estreñimiento, y que además es más frecuente en mujeres que en hombres (8 de cada 10 personas con estreñimiento son mujeres según la Encuesta Nacional de Salud en España 2017(ENSE2017)).

Además, algunos factores de riesgo que vemos en consulta asociados a este tipo de sintomatología son, la presencia de sobrepeso u obesidad y el bajo nivel de actividad física.

Por lo tanto, podríamos decir que la población diana a la que afecta esta sintomatología con más frecuencia, sería mujeres de edad adulta, con presencia de sobrepeso, y ligadas a un estilo de vida sedentario.

¿Por qué sufrimos de estreñimiento?

Antes de preguntarnos el cómo prevenir el estreñimiento hagámonos primero la pregunta de por qué sufrimos de estreñimiento, localicemos la o las causas y trabajemos en ellas.

Los orígenes del estreñimiento pueden ser diversos, entre los que pueden destacar algunos como altos niveles de estrés, un estilo de vida sedentario, el consumo de fármacos o la baja ingesta de fibra dietética.

Por supuesto, es imposible responder a esta pregunta sin antes aterrizar en un contexto concreto e individualizado y realizar una anamnesis completa para recopilar y analizar toda la información posible sobre la salud intestinal del paciente. Una vez hecho esto, indagaremos en el por qué y a partir de ahí podremos abordar el problema.

Por lo tanto, no se va a poder dar una respuesta concisa sobre el por qué sufrimos de estreñimiento, pero, si podemos dar información sobre cómo indagar y averiguar ese por qué.

  • Muchas personas estando fuera de casa sienten incomodidades de cara a hacer de vientre fuera de su lugar de confort, es importante escuchar a nuestro cuerpo, es decir, el ir al baño cuando nuestro cuerpo nos lo está pidiendo y no reprimir dicho estímulo.
  • Otro ítem importante a tener en cuenta, que puede darnos muchas pistas sobre cómo funciona nuestro trato digestivo son las heces. Por un lado, su consistencia y apariencia, pudiendo ser medidas a través de escalas visuales descriptivas como puede ser la escala de Bristol y Lewis. Por otro lado, el análisis de las heces en laboratorio nos va a ofrecer información muy valiosa sobre nuestro estado de salud intestinal pudiendo abarcar desde la presencia de sangre o de infecciones bacterianas y parásitos, hasta la sospecha de posibles síndromes de malabsorción intestinal o enfermedades que afecten al trato digestivo.
  • Destacar que, el consumo crónico de ciertos fármacos como antihipertensivos, ansiolíticos y antidepresivos puede tener consecuencias negativas sobre el estreñimiento y la frecuencia en las deposiciones.
  • Las sensaciones subjetivas del paciente también nos van a ofrecer información valorar. La presencia de reflujo o ardores tras las comidas, el malestar intestinal post pandrial, hinchazón después de las ingestas o los gases o flatulencias son síntomas a tener en cuenta también de cara a poder elaborar un diagnóstico.

La supervisión y diagnóstico de un médico digestivo y el trabajo multidisciplinar junto con el nutricionista será un abordaje clave en este tipo de pacientes de cara a dar con la raíz del problema.

¿Cómo prevenir el estreñimiento?

Centrándonos en cómo prevenir el estreñimiento, destacar que el abordaje puede ser bastante amplio.

En concreto en esta entrada, nos centraremos en medidas que pueden estar al alcance de todos como pueden ser adoptar un estilo de vida activo, la ingesta de fibra dietética y el mantener un buen estado de hidratación.

MOVIMIENTO

El que mantengamos un estilo de vida activo y halla movimiento va a favorecer la motilidad intestinal y con ello que todo siga su curso y vaya en la dirección que debería. Por lo tanto, siempre se va a recomendar adherirse a un estilo de vida activo en el que realicemos ejercicio físico con regularidad pero además, si queremos combatir o prevenir el estreñimiento, el movimiento va a ser uno de nuestros grandes aliados.

Muchas veces infravaloramos trayectos cortos andando como puede ser ir al trabajo o dar un paseo con nuestra mascota, todo lo que sea movernos y favorecer el curso de la digestión va a ayudarnos a mejorar la frecuencia de nuestras deposiciones entre otros muchos beneficios.

CONSUMO DE FIBRA

La fibra dietética hace referencia a algunas partes de alimentos vegetales que el cuerpo no puede digerir o absorber.

A grandes rasgos distinguiremos dos tipos de fibra: La fibra soluble, aquella que se puede disolver en agua formando una materia gelatinosa, y fibra insoluble, aquella que no se disuelve en agua.

En este caso, la que nos va a ser más interesante es la fibra no soluble que es la que, entre otros beneficios, nos va a ayudar a regular el estreñimiento y aumentar la frecuencia con la que vamos al baño a hacer de vientre.

 Las principales fuentes son los cereales integrales, los frutos secos, muchas hortalizas y algunas frutas bien conocidas por sus propiedades laxantes como el kiwi y la ciruela.

BUENA HIDRATACIÓN

En forma de agua o infusiones pueden ser buenas opciones para aumentar el consumo de líquidos preferiblemente no durante las comidas, las recomendaciones generales hablan de entre 1,5 y 2 litros de agua diarios, el equivalente a 8 vasos.

Por supuesto, si padecemos de estreñimiento crónico y no sabemos cómo abordarlo, es importante acudir a un médico o nutricionista especializado y alejarnos de cualquier información que podamos encontrar por internet, y sobre todo evitar la automedicación y la utilización de complementos alimenticios si no están pautados por un profesional sanitario.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Suscríbete al boletín

Novedades, tips, consejos y noticias.

Integral Nutrition

Integral Nutrition

Nutricionistas online. Planes de nutrición personalizados para ayudarte a conseguir tus objetivos desde donde tú quieras.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.