EL CAFÉ

CAFE

El café ha acompañado a la humanidad desde tiempos inmemoriales y desde sus orígenes se ha apreciado por sus propiedades únicas, hasta el punto en convertirse ya no solo en un producto valorado, sino también en un centro de reunión, en una actividad social, o en un acto rutinario en la mañana de miles de personas.

El café es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial, es más, es la segunda bebida más consumida después del agua. Algunos datos estiman un consumo diario de 2,25 millones de tazas de café al día, pero, ¿es para todos?

A lo largo de esta entrada vamos a hablar sobre esta conocida infusión, sobre sus orígenes, propiedades y beneficios para la salud, sin olvidarnos también de las situaciones en las que esta bebida está contraindicada.

¿CUAL ES SU ORIGEN?

Varias son las teorías que nos hablan sobre los posibles orígenes del café ya que se remonta a siglos y siglos atrás.

Una de las teorías con más peso nos vincula esta materia prima tan conocida con el continente africano, en concreto con una región perteneciente a las tierras altas de ETIOPÍA.

Cerrando todavía más el cerco, la leyenda habla de un integrante de la tribu Kaldi, como “descubridor” de lo interesante que podría ser esta semilla, al observar a sus animales con comportamientos ciertamente extraños, como el mantenerse activos toda la noche en lugar de dormir como normalmente hacían.

Asombrado el pastor comenzó a seguir los movimientos de los animales hasta que descubrió que ingerían frutos de unos arbustos cerca de sus tierras (frutos dentro de los cuáles se encuentran las semillas de café comúnmente conocidas).

El pastor decidió probar en sus propias carnes e ingerir también los frutos para corroborar estos efectos y efectivamente obtuvo un gran efecto estimulante que le mantuvo toda la noche despierto al igual que pasó con sus animales.

Aparentemente, este fue el punto de inflexión a partir del cual se empezó poco a poco a trabajar este fruto radicando en diferentes formas de consumirlo. El proceso de comercialización por la diferentes metrópolis fue muy extenso pero fructífero hasta el punto en el que hoy en día no existe continente que no conozca este fruto.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

Partimos de que, como hemos comentado anteriormente, el café como tal es una semilla, normalmente tostada molida e infusionada para conseguir esa bebida oscura y de sabor amargo que seguramente todos conozcamos.

A día de hoy, se ha desarrollado una cultura muy extensa sobre esta semilla, existiendo actualmente diferentes tipos de café en función de su procedencia y tratamiento, recibiendo también diferentes nombres en función de las combinaciones o presentaciones que podamos hacer con él.

Una vez hecha esta introducción, vamos a indagar en los beneficios que nos puede aportar a la salud, el consumo lógico y coherente de esta infusión.

AYUDA Y MEJORA EL RENDIMIENTO COGNITIVO Y LA CONCENTRACIÓN

Uno de los beneficios más conocidos del café es su poder estimulante gracias a su contenido en cafeína.

La cafeína, perteneciente a la familia de las metil xantinas, es capaz de activar el sistema nervioso central (SNC) a través del aumento de la producción de neurotransmisores como la adrenalina y la noradrenalina.

Estas sustancias tienen la capacidad de “activarnos”, retrasando a su vez la aparición del cansancio y la fatiga mental, por lo que es un buen aliado (bien usado) para jornadas extensas de estudio o de trabajo.

MEJORA EL RENDIMIENTO FÍSICO

Haciendo referencia a los efectos beneficiosos de la cafeína sobre el sistema nervioso central, podemos extrapolar estos beneficios también al rendimiento físico y al retraso en la aparición de la fatiga.

Es más, la cafeína como ayuda ergogénica es uno de los suplementos más estudiados y con más evidencia científica útil para atletas y deportistas de prácticamente todas las disciplinas deportivas.

AYUDA A “QUEMA DE GRASA”

Cuando hablamos de “quema de grasa” nos referimos a la utilización de ácidos grasos libres como fuente de energía. Estos ácidos grasos se encuentran almacenados en el tejido graso distribuido por todo el cuerpo.

Una vez entendido esto, la cafeína va a ayudar a la lipólisis, es decir, a liberar ácidos grasos del tejido graso donde se encuentran para poder utilizarse como forma de energía (oxidación de ácidos grasos).

Además de estimular la lipólisis para favorecer la utilización de esta grasa como fuente de energía, va a ayudarnos a aumentar nuestro gasto energético (interesante si estamos en un proceso de pérdida de grasa) y va a fomentar también la oxidación de ácidos grasos durante el ejercicio (la utilización de los ácidos grasos como fuente energética).

NO ES SOLO CAFEÍNA

La infusión del café aporta unas considerables cantidades de vitaminas, minerales y poli fenoles (compuestos antioxidantes verdaderamente interesantes para la salud).

Estos últimos citados compuestos fenólicos, además de condicionar la calidad aroma y sabor del café, tienen un papel muy importante como preventivos del daño oxidativo (antioxidantes con capacidad para prevenir el envejecimiento de las células)y como bactericidas, entre otros.

Si bien es una bebida útil y aplicable a muchos casos, no es para todos y tiene también sus contraindicaciones, algunos casos concretos en los que no se debería de usar son:

  • Hipertensión arterial: Sujetos con hipertensión arterial no deberían ingerir café, ya que la ingesta de cafeína en este perfil está contraindicada.
  • Gastritis, reflujo o úlceras: Los estimulantes provocan ciertos efectos sobre la mucosa del estómago que definitivamente no son interesantes para personas que sufran de reflujo, hernia de hiato, o úlceras gástricas.
  • Problemas con conciliación del sueño: Por sus efectos estimulantes sobre el sistema nerviso central, personas con problemas en la conciliación y calidad de sus descansos deberían alejarse del consumo de estimulantes.
  • Trastornos de ansiedad, nerviosismo: Por la misma razón anterior, personas que sufran de nerviosismo o trastornos de ansiedad vinculados a este esta excitatorio, debería también evitar la ingesta de estimulantes como la cafeína.

Por ello, si tienes dudas sobre si el café o la cafeína son para ti, antes de consumirlo, contacta con un profesional sanitario que estudie tu caso y valore si la ingesta de estos puede ofrecerte beneficios o no.

¿Cuánta cantidad de cafeína tiene un café? ¿Es la cafeína de un café suficiente para mejorar el rendimiento deportivo? ¿Se crea tolerancia a la cafeína? ¿Hay que hacer descansos?

Las respuestas a estas preguntas las dejaremos para desarrollarlas más adelante J

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Suscríbete al boletín

Novedades, tips, consejos y noticias.

Integral Nutrition

Integral Nutrition

Nutricionistas online. Planes de nutrición personalizados para ayudarte a conseguir tus objetivos desde donde tú quieras.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.